Entrevista en periódico 20 Minutos - 19/04/2004

Malú | La cantante publica hoy su disco, en directo, ‘Por una vez’

“No nado en la abundancia”

Siete años de carrera y seis discos es mucho para una chica de 22 años. Malú vuelve la vista atrás y ofrece un resumen de sus mejores temas en Por una vez (Sony), un CD y DVD que hoy se pone a la venta.
| pilar sanz | 20 minutos |
Grabado en directo, incluye cuatro temas inéditos y dúos con su padre (Pepe de Lucía), su tío (Paco de Lucía), Alejandro Sanz y otros.

Empezó en esto muy joven. ¿Cómo fue dejar los estudios?
Es curioso, porque con 15 años le tenía tirria al colegio y cuando me plantearon mi carrera musical me pareció fenomenal. Pero cuando empecé a grabar ya estaba en el instituto y me lo pasaba genial. Un lunes llegué y me dijeron que qué hacía allí, que mi padre me había dado de baja. Así que regalé mis libros y me fui, pero con bastante pena.

Habrá renunciado a mucho.

Desde luego, si no he tenido tiempo para mis hobbies, imagínate para estudiar. Me gustan los animales, la veterinaria..., pero esas cosas no te las planteas tan joven. Me gustaba cantar, pero no pensaba en dedicarme a esta profesión. Surgió.

Y las juergas, los novios...

Lo de los novios lo tengo muy complicado, porque no puedo llevar una relación normal. Que alguien lo entienda y lo acepte es difícil. En estos siete años habré salido unas diez veces. Era muy gamberra y estaba deseando cumplir los 16 para entrar en los bares con mi carné. Entonces empecé a cantar y me dieron los 18. Pero te acabas acostumbrando.

¿Vive sólo de su música?

Soy la única responsable de mis actos y de mi vida. Vivo con mi madre, mis abuelos y mis dos perros en una casa que estoy terminando de pagar. Y soy muy feliz, estoy encantada de hacerme cargo de todo. Es un orgullo tener un coche y saber que lo has pagado tú. No nado en la abundancia, ahora mismo llevo cinco euros en el monedero. Exige currar mucho, pero me gusta.
¿Ha vivido muchos cambios en estos siete años?
¡Qué chica no pasa por 40 metamorfosis entre los 15 y los 22! Mi cambio de imagen de un disco a otro no ha sido premeditado, es propio de la edad. Vas definiendo tu personalidad y tus gustos. Al principio mis canciones eran más desgarradoras y casi todo baladas, ahora estoy más abierta. Esta vez fue una transición muy importante, subí un escalón.
¿Cómo es su relación con su tío, Paco de Lucía?
Muy buena. Por ejemplo, alguna vez que le he llamado en el intermedio de un concierto no sólo me ha cogido el teléfono sino que se ha pasado todo el descanso hablando conmigo. Es un genio, como músico y como persona.

En el disco hacen un dúo.

Sí, fue al primero que llamé para romper el hielo. Me daba mucha vergüenza pedirle que tocara conmigo, pero, por otro lado, es mi familia. Tenía que empezar por algún sitio.

¿Y con Alejandro Sanz?

Somos amigos de siempre. Él y Hombres G eran mis ídolos antes de ser artista. Le conozco desde que era una enana. Venía a casa y me cogía en brazos, siempre me estaba incordiando y yo me enfadaba. Cuando sacó el primer disco (yo ya era mayor), me convertí en fan y dejé de quejarme.

¿Dónde se ve dentro de unos años?

Ojalá pudiera seguir toda mi vida en los escenarios, no me veo en otra cosa. Quiero tener hijos, pero ahora prefiero no plantearme el futuro.